ANÉCDOTAS

Antonio Ferrandis: Realmente en la Dorada si habia una parrilla de verdad y asaban sardinas y se las comian tal y como sale en la serie. La cosa es que como recordareis todos, Chanquete salia con el acordeon frente a la alegria de los chavales...pero la cosa no era tan bonita, pues Antonio Ferrandis no tenia sentido musical y hacia unos ruidos tremendos con el acordeon frente al horror de todos y los pobres tenian que simular una gran musica cuando no era asi.

Juanjo, Jose Luis y Gerardo: El capitulo titulado "las botellas" se iba a llamar inicialmente "juego limpio", aunque eso se puede encontar en el libro, lo que no se encuentra es que en la escena donde Pancho, Javi y Quique estan tomando un helado de limon en el Balcon de Europa. La idea era que compartian un polo de limón mientras decian sus diálogos. Javi estaba en el centro. Todos debian morder un poco el polo y pasarlo al de al lado. Al estar Javi entre Pancho y Quique, se supone que mordía más que los otros dos. Al final de la secuencia viendo Quique que quedaba poco polo y que si lo pasaba a Javi, ya no le volvería a llegar más polo, Quique debía dar un mordisco un poco mayor y comerse lo que quedaba de polo. Hasta aquí la teoría de la escena, pero la realidad fué que Pancho y Javi se pusieron de acuerdo para en vez de morder el polo, chuparlo un poquito solamente, con lo cual, después de decir sus diálogos, Quique se tenía que comer un polo de un solo bocado. Pues la toma se repitió siete veces y tuvo que comer siete polos de limón ...todo un atracon.

Miguel Joven: Durante un día del rodaje, Miguel desapareció y el equipo se empezó a preocupar. Lo encontraron camino de su casa, con una buena indigestión porque había estado comiendo un montón de tomates mientras esperaba su escena.

María Garralón: María no sabía andar en bici, así que estuvo entrenando unos días antes. Fue escuchar el 'se rueda' y cruzarse los más pequeños por delante. Acabó estrellándose contra las tomateras, que las había a montones por el pueblo.

Miguel Ángel Valero: Durante el rodaje, quisieron gastarle una broma a Miguel Ángel. En una de las escenas, le ataron la mochina a una de las astas de "La dorada" sin que se diera cuenta. Cuando se puso a andar, se dió un trompazo...